Desgranando el análisis de FACUA sobre la subida de la luz en agosto

Esto es un ejemplo más de que en una noticia si nos quedamos en el titular podemos hacernos una idea no muy aproximada de la realidad. El siguiente enlace os llevará a la publicación completa, voy a proceder a desgranar párrafo por párrafo.

https://www.facua.org/es/noticia.php?Id=10662

 

“En agosto subió la luz por cuarto mes consecutivo, un 0,9%

Después de un comienzo de año con sucesivas bajadas gracias al mayor peso que tuvieron las renovables.”

Bueno, aquí encontramos un titulo tremendista que se suaviza en la siguiente frase, no dice mentiras pero las verdades son a medias como veremos más adelante.

“El recibo de la luz del usuario medio subió en agosto un 0,9% según el análisis de FACUA-Consumidores en Acción, que sitúa la factura mensual media en 68,01 euros (impuestos indirectos incluidos), frente a los 67,40 euros de julio. Se trata de la cuarta subida mensual consecutiva -en julio fue un 1,6%, en junio un 9,6% y en mayo un 0,8%-, tras un comienzo de año en el que se produjeron sucesivas disminuciones en el recibo gracias al mayor peso que tuvieron las renovables.”

En este párrafo se desarrolla la idea de arriba, no aporta nada concluyente, lo interesante está más adelante.

“Aunque el recibo continúa muy por debajo de los 76,81 euros de diciembre, FACUA advierte de que las bajadas de los cuatro primeros meses del año no compensan en absoluto la gran subida que se produjo durante la legislatura 2012-2015, un 16,2% que representó 500 euros acumulados para el usuario medio.”

Primer error de bulto, no podemos comparar peras con manzanas, si el titular es sobre la subida del precio de la luz, no es comparable el precio de 2012 con el de 2016 por una cuestión de peajes, en el camino se han introducido grandes modificaciones en los peajes, entre ellas la subida en los peajes del término de potencia (hasta doblarlos) y una reducción de los peajes del término de energía (que en el sector residencial no compensa la subida en la potencia, en el sector de las PYMES si). La comparación con diciembre de 2015 si es posible ya que apenas hay variaciones en los peajes y está comparando tarifas PVPC con tarifas PVPC (en 2012 no existían), por lo que vemos que en esa comparación (por la que pasan de puntillas) sale un coste final de la factura bastante más barato que en diciembre, con lo cual el titular podría haber sido “La luz sigue en mínimos históricos para ser agosto“.

“FACUA realiza sus estudios a partir de la tarifa PVPC aplicada en domicilios cuyos contadores aún no tienen la tarificación por horas. En ellos utiliza un perfil de usuario con una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo mensual de 366 kWh mensuales, la media en España según un análisis de la asociación sobre varias decenas de miles de facturas de viviendas habitadas.”

Nada que apuntar sobre este párrafo solo que el precio PVPC lleva poco tiempo con nosotros, así que los estudios no pueden correlacionarlos con 2012, este párrafo apoya mis conclusiones de arriba.

“El recibo del usuario medio se situó en 68,01 euros en agosto, siempre en los casos de usuarios con contadores sin la tarificación por horas. En cuanto al precio de la energía consumida, el kWh supuso durante el mes pasado una media de 13,22 céntimos (10,40 más impuestos). FACUA recuerda que cuando se aplica un precio distinto cada hora, las tarifas suelen ser globalmente más elevadas, ya que en las horas de mayor consumo el kWh es más caro. En cuanto a la tarifa por la potencia contratada, se mantiene en 4,46 euros por kW al mes (3,50 más impuestos).”

Vamos a fijarnos en el siguiente detalle, analizan el precio perfilado y aclaran que cuando los precios son por horas suele ser más caro porque la gente consume toda en horas parecidas y la demanda crece aumentando el precio, vale bien, PERO EL PRECIO PERFILADO YA PRESUPONE ESTO Y ASIGNA UN MAYOR PESO DE CONSUMO EN LAS HORAS DONDE MÁS DEMANDA HAY. Como ven, si no se lee con atención no es difícil terminar pensando que el precio por horas con telemedida es el diablo.

“FACUA insiste en reclamar un cambio radical en el sistema tarifario, de manera que el Gobierno fije una tarifa máxima totalmente regulada, libre de la especulación que se produce en un mercado energético dominado por un oligopolio.”

Por último, decirle a FACUA que la tarifa PVPC lo que hace precisamente es librarte de especulaciones, te cobran por el precio de compra-venta (con un recargo en la potencia, el beneficio de estas comercializadoras de referencia), y precisamente este 2016 es de los peores años para pedir que cambien el sistema, ya que los precios están marcando precios muy por debajo de la media de precios del mercado mayoristas de los últimos años.

En resumen y para terminar, amigos de FACUA, os animo a realizar análisis menos tendenciosos en materia de energía, porque para desinformar ya tenemos a los medios de (des)información.

Gracias por su atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *