21 de octubre. Día mundial del ahorro energético.

Quiero que sirva esta entrada como recordatorio del día que es, quizás no sea una fecha tan popular como otras pero creo que es, al menos, igual de importante que el resto de conmemoraciones.

Por otro lado, aprovecho para dar un pequeño tirón de orejas a todo aquel que no tenga en todo sus ámbitos implementadas medidas para ahorrar energía. A diario nos encontramos clientes que no se ven suficientemente motivados a la hora de ahorrar energía; si no tienen un gran ahorro en el presupuesto no contemplan adaptar estas medidas o, incluido, si el tiempo de amortización de la inversión se va a más de un par de años tampoco le prestan mucha atención a las propuestas.

Debemos cambiar nuestra mentalidad, y de ese cambio saldrá una mejora considerable en el ahorro energético.

Gracias por su atención.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *