Cuando y como crecer como consultoría.

Si bien EMRenergía es una consultoría bien posicionada en el sector, desde hace un tiempo hasta aquí decidimos crecer y aumentar nuestro número de colaboraciones a nivel nacional (y quizás muy pronto internacional), hay pocas claves pero que se debe seguir a rajatabla para conseguir este objetivo:

  • La primera es elegir bien el momento, a veces las empresas se embarcan en retos para los que no están preparadas o bien el momento de su mercado no es el idóneo para soportar el crecimiento. Nos dimos cuenta de que estábamos preparados para crecer sin miedo al límite y además el mercado nos brindaba una oportunidad única; es el momento de fidelizar clientes, es el momento de ser honestos con los mismos y darles productos y servicios en materia de eficiencia energética que les resultaran de utilidad, así podremos garantizarnos que un alto % de los clientes permanecerán en cartera por muchos años.
  • La segunda clave es conocer el sector de la energía como la palma de la mano, habiendo pasado por todos los puestos dentro de una consultoría podrás ponerte en el lugar de cualquier perfil de colaboración que se presente.
  • Dar un buen soporte tanto a los nuevos como a los antiguos colaboradores, que se sientan arropados será gran parte de su éxito, y debemos recordar que su éxito es el nuestro.
  • Pagos semanales, ¿las grandes consultorías son grandes por dar comisiones semanales o dan comisiones semanales por ser grandes? En cualquiera de los casos estás abocado a hacerlo, por lo que debes tener un pulmón financiero suficiente para no retrasarte en los pagos.
  • Paga más que los demás, esto te dará acceso a una serie de colaboraciones de mucho valor, los profesionales del sector están acostumbrados a cobrar grandes comisiones, dáselas.
  • Esta clave es una continuación de lo anterior, el pago a la red de distribución es sagrado, sagrado. Paga en tiempo y forma y todo irá bien.
  • Dale a cada uno lo que necesita. Aunque estés convencido de que a la larga la oferta indexada va a ser la más beneficiosa, a finales de 2017 no es la fecha ideal para que un distribuidor que está empezando en el sector maneje estas ofertas, no se sentirá seguro y cuando le vengan las primeras facturas de sus clientes empezará a odiar de por vida el mercado indexado.
  • El plan de marketing es imprescindible, invierte en él, en buenos profesionales, debes saber en quién confiar y estar dispuesto a delegar este trabajo.

Teniendo claros estos aspectos, puedes hacer crecer a tu consultoría tan grande como puedas, tan grande como seas capaz de trabajarlo.

¡Gracias por su atención!

 

Ya me han cambiado sin enterarme de comercializadora, ¿Qué hago?

Nos hemos dado cuenta de que a la mayoría de las consultas que nos llegan es sobre como actuar cuando ya les han hecho el cambio con artes poco éticas tal y como explicábamos en el título “Pega a mi casa un asesor energético, ¿Qué hago?” por lo que vamos a intentar aconsejar a partir de ese punto.

En primer lugar debemos asegurarnos que nos han dejado una copia del contrato que hemos firmado (o a firmado una persona mayor en nuestra ausencia que suele ser lo más común), si es así la solución es muy sencilla, en la parte posterior del mismo encontrarán un Documento de Desistimiento (o algo parecido ya que dependerá de la comercializadora), en él nos dan las instrucciones precisas para rellenarlo y mandarlo, con el plazo legal que corresponda. En el caso de tener alguna duda se podrá llamar a la comercializadora en cuestión o a una asesoría energética de confianza para que os ayuden con el trámite.

Si no os han dejado la copia de contrato, cosas muy común en este tipo de actuaciones hay dos opciones:

  • Si el contrato requiere de verificación telefónica simplemente decir en la verificación que no la queréis pasar. Esto anulará el contrato.
  • Si no requiere de verificación telefónica o ya se ha pasado satisfactoriamente (para el comercial) quedará la última opción que es llamar a la comercializadora y pedir que os envíen un documento de desistimiento ya que no queréis seguir adelante con el contrato. Esto entraña otra dificultad y es que seguramente al no tener la copia del contrato no sepáis con qué comercializadora os han pasado, para lo cual la mejor opción es preguntarle a los vecinos si alguien más firmó y pidió copia del contrato o se acuerda de la comercializadora en cuestión.

En definitiva está claro que más vale prevenir que curar, pero no está de más tener unas nociones de como curar cuando ya tienes la herida.

Gracias por su atención.