No tengo electricidad debido a que el equipo de medida está estropeado ¿Qué hacer?

Ahora están de moda los equipos de medida en el sector eléctrico ya que están cambiando a estos equipos inteligentes, vamos a tratar de poner un poco de luz cuando hay un fallo en el equipo.

Los equipos de medida suelen ser propiedad de la distribuidora y los clientes le pagamos un alquiler mensual aunque podemos encontrar casos en los que el cliente sea el propietario del equipo de medida, realmente no recomendamos está segunda opción ya que los equipos de medida pueden fallar o cambiar la normativa que nos obligue a hacer otra inversión.

Puede pasar que el equipo de medida (los equipos inteligentes que están instalando) fallen y no nos suministre electricidad, por lo que estaremos sin luz y sin posibilidad de tenerla si no hablamos con la distribuidora, ya que ningún técnico va a querer desprecintar el equipo de medida.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Hablar con la distribuidora y pedir que ellos mismos puenteen el equipo de medida ya que está estropeado.
  • Hablar con la comercializadora (no son la misma empresa como ya se ha comentado aquí en alguna ocasión) y solicitar el cambio del contador, que solicitarán a la distribuidora, os estaréis preguntando por qué no puede solicitarlo el cliente directamente a la distribuidora, pero no perdáis el tiempo en intentarlo porque tienen una ruta de trabajo y no se salen de esta aunque esté fuera de toda lógica.

Una vez que la comercializadora lo solicite, l a distribuidora ya está al tanto del tema así que no deberán tardar en cambiar el equipo de medida ya que ellos querrán cobrar el ATR de este suministro.

 

COMO ENTENDER TU FACTURA DE ELECTRICIDAD

Cuantas veces nos ha pasado de abrir el correo, encontrarnos con la factura de electricidad, leerla sin entenderla y acabar pagando “bendiciendo” la compañía?

Hace un par de meses, en el post “Dudas en factura” (http://comoahorrarentufacturaelectrica.emrenergia.com/2016/09/16/dudas-en-factura/), hemos tocado en forma general los conceptos presentes en las facturas de electricidad.

Sin duda hoy vamos a entrar con más profundidad en cada uno de los conceptos de dicha factura para que nunca más tengamos dudas a la hora de controlar cuanta energía estamos gastando y cuanto efectivamente pagamos por ella.

Las facturas de electricidad, independientemente de la compañía comercializadora que tengamos contratada, están compuestas por los mismos apartados:
Datos del cliente (recuadro 1)
Datos del suministro (recuadro 2)
Desglose de la facturación (recuadro 3 y 4)
Lecturas (recuadro 5)
factura-ejemplo
Los primeros dos no tienen misterios:

En en apartado de los datos del cliente, aparecen el nombre del titular del contrato, el DNI o el CIF del mismo, el periodo de facturación, la potencia contratada, el tipo de tarifa y la fecha de la factura.

Entre los datos del suministro aparece la dirección del suministro, que a veces no coincide con la dirección del inmueble.
Nada preocupante, se trata solo de la dirección del contador.

En el desglose es donde realmente nos liamos: muchos numeritos, muchas abreviaturas y cálculos que a simple vista parecen complicados; nada más equivocado.
El desglose de la facturación siempre está formado por dos apartados principales:

El termino de potencia es un coste “fijo”, que pagaremos independientemente de nuestro consumo.
Se obtiene multiplicando la potencia contratada (que se mide en kilowatios) por los días de facturación, por el precio diario del kW.
El precio de la potencia suele ser igual o muy similar en todas las compañías.

El termino de energía es el resultado del total de la energía consumida en kWh (kilowatio/hora), multiplicada por el precio del mismo kWh.
Generalmente es aquí donde las compañías presentan sus diferentes ofertas, descuentos, etc…

A veces podemos encontrarnos con mas de un periodo (P1, P2, P3 o Punta Llano y Valle), tanto en el termino de potencia como en termino de energía.
Eso dependerá del tipo de tarifa que tengamos contratada y de los periodos horarios de la misma.

Ademas de estos, nos encontraremos con el impuesto de electricidad, el IVA y, en el caso de tener el contador alquilado, el precio de dicho alquiler.

La suma de todos estos conceptos nos da el total de la factura.

Por ultimo, suele aparecer el reporte de las lecturas, donde aparecen los datos de los consumos registrados por la empresa distribuidora.
En el caso de tener instalado un maxímetro, tendremos también los registros de los picos máximos de potencia demandados.

Ahora lo sabes todo.
¿Seguirás pagando mas de la cuenta?